• LLAMA YA (800) 620 8040
  • COMUNÍCATE

¿Para qué lo necesitas?

¿Para qué lo necesitas?

Se trata de diferenciar entre «necesito un crédito empresarial para crecer» y «necesito un crédito empresarial para mantener a flote el negocio».

En el segundo caso, la situación financiera de la empresa puede cerrar muchas puertas de financiamiento y hacer que la empresa caiga presa de la desesperación y acepte un crédito oneroso que más que una solución aumente los problemas.

Los buenos motivos para solicitar oportunamente un crédito para tu empresa varían según sus planes estratégicos y se pueden resumir en los siguientes:

  • Abrir otra sucursal.
  • Ampliar la planta de producción.
  • Comprar maquinaria o equipo.
  • Buscar nuevos mercados nacional o internacionalmente.
  • Aumentar el capital de trabajo.
  • Refinanciar obligaciones anteriores con mejores condiciones para mejorar el flujo de efectivo.

Los beneficios que reciben las empresas que se plantean solicitar un crédito como parte de su planeación estratégica también son varios, entre ellos:

  • Aumentar el flujo de operación, dando pie a mayores oportunidades de hacer negocios en otros mercados.
  • Obtener liquidez para cumplir con sus obligaciones financieras.
  • Mejorar la calificación crediticia de la empresa al cumplir cabalmente con los pagos de los créditos.

Sin embargo, antes de tomar la decisión de pedir un crédito empresarial considera estos factores:

  • ¿Tu negocio es viable?
  • ¿Puedes hacer frente al costo del crédito?
  • ¿Tu planificación de gastos es realista?
  • ¿Tu razón para pedir un crédito es productiva?